¿Es para mí el Coaching?

Se encuentra usted aquí

Autores

Archivo

2013
2012
2011
2010

Junio

2009
2008
2007
2006

BLOG DE INSTITUCIÓN FUTURO

Ha pasado el verano y hemos vivido un periodo de cambios; cambio de nuestras rutinas habituales; cambio de hábitos, de horarios, de lugares de residencia, de actividades, etc. Y de un tiempo a esta parte, un largo tiempo, veo que está siendo una época de reflexiones, de dudas, de diálogos internos. Dudas, diálogos, preguntas y situaciones que a menudo quedan sin respuesta pese a tener más tiempo para nosotros mismos, a menudo nos hace darnos cuenta de que en el día a día tendemos a dejarnos de lado, a no prestarnos atención y sobre todo a no conocernos lo suficiente.
Y son muchas las preguntas, consultas y cuestiones que me llegan en estas fechas con respecto al coaching; sobre si es o no es realmente el coaching indicado para todas las personas; así que dándole un par de vueltas a este asunto he querido hacer una breve relación de preguntas muy sencillas; a las que cada uno habrá de responder desde la sinceridad, responsabilidad y compromiso para consigo mismo, en aras de saber si el Coaching es para él una opción, y si lo es en este momento o no.
Vaya por delante que creo todas las personas pueden beneficiarse del Coaching, pero siempre y cuando se den como mínimo estas dos premisas, sin las cuales será imposible que ninguna persona tenga un acercamiento provechoso al coaching:
1. Ha de estar comprometido para consigo mismo de una manera libre y consciente; para con su desarrollo. 2. Ha de estar dispuesto a cambiar.
Dado que cada persona es un mundo; y sus circunstancias son propias; individuales y cambiantes aquí van una serie de preguntas que entiendo pueden ayudar a valorar la idoneidad o no de contratar a un Coach.

• ¿QUIERO [es diferente a TENGO QUE] CAMBIAR? Querer implica compromiso y responsabilidad interna. Tener implica obligatoriedad y a menudo presión-condicionantes externos • ¿Soy consciente; me doy cuenta de que mi situación actual, presente [personal; vital; profesional, etc.] no es la situación en la que quisiera estar?

• ¿Estoy invirtiendo los recursos necesarios para con mi desarrollo[Tiempo, medios, planificación]

• ¿Estoy en la mejor de las disposiciones [humildad, sacrificio, voluntad de aprendizaje] para hacer frente a los cambios necesarios para lograr mis cambios?

• ¿Deseo pararme a reflexionar y realizar los cambios necesarios para lograr aquello que me proponga, sea en el ámbito que sea? •¿Soy consciente de que únicamente reconociendo mis limitaciones y mis puntos débiles; podré trabajar sobre la manera de corregirlos y reforzarlos?

• Habiéndote informado y recabado información sobre el Coaching; ¿crees es una herramienta apropiada para ti?
Cada uno habremos respondido a estas preguntas de una manera u otra; así que…manos a la obra. Yo no estoy ni soy quien para dar consejos a nadie, cada uno ha de responsabilizarse de sí mismo y de su cambio. Si que os animo a pasar a la acción. ¿Y tú; crees que el Coaching puede resultarte útil?

Añade tu comentario

Hazte socio

Queremos saber tu opinión