Los agujeros negros de PISA

Se encuentra usted aquí

Autores

Archivo

2013
2012
2011
2010

Junio

2009
2008
2007
2006

BLOG DE INSTITUCIÓN FUTURO

Mi sobrina tiene trece años y duda si ser profesora o periodista. Vale. Es normal. Lo que me llama la atención es que tiene clarísimo que no tiene ningún interés por salir fuera para desempeñar su profesión. No. Ella quiere ser profesora o periodista, pero en Navarra. ¿Cómo se valora eso en el famoso Informe Pisa?

Esta conversación que mantuve con mi sobrina me permite comentar los dos agujeros negros que rodean al afamado estudio. El primero, de contexto. Yo entiendo que para un político o aurotidad con responsabilidad asumida en el tema es muy jugoso poner al mismo nivel Corea del Sur, Finlandia, Alemania, La Rioja, Navarra, .... No, hombre no. Eso es trampa. Porque, entre La Rioja y Navarra o; entre estas dos y el resto de España, no hay un abismo sideral que lo salvamos gracias a un puente chiquitito chiquitito de madera.
Nada de eso. Medir la parte como el todo para decir que nosotros no estamos tan mal es una burda maniobra de marketing político que merece ser denunciada y aquí lo hacemos. Insisto, señores políticos, ser el menos malo no es ningún mérito ni debe ir acompañado de ningún tipo de trompetería ni elogio escrito en piedra. Eres, simplemente, el menos malo. Nada más.
Pero es que, por otro lado, el problema no es que el niño o la niña sepa leer mejor o peor. Perdón. Matizo. Si sabe defenderse en estas materías, tendrá parte del camino andado y será menos moldeable. Vale. Ahora bien, si el afan principal que tiene el infante es el de aplicar sus bastos conocimientos para tener un trabajo remunerado, fijo y sin muchas complicaciones para el resto de su vida (caso de mi sobrina) entonces es que no hemos ganado nada.
El asunto, por tanto, es de mucho más calado que el que hayamos ganado unas decimitas en lectura o matemáticas. La cuestión es ¿qué podemos hacer para romper con esa predisposición a alcanzar cuanto antes un nivel de incompetencia y autoexigencia tan escaso como el que actualmente mantenemos?

Añade tu comentario

Hazte socio

Queremos saber tu opinión