El irreductible problema de la financiación

Autores

Archivo

2013
2012
2011
2010

Junio

2009
2008
2007
2006

BLOG DE INSTITUCIÓN FUTURO

Dice mi amigo Rafa Aguilera que "lo mínimo que debe exigírsele a un periodista, también cuando opina, es un poco de rigor". No puedo estar más de acuerdo. Sin embargo, hay días en los que aplicar ese exactitud puede resultar muy difícil. Sobre todo si se te presentan dos informes no sólo opuestos sino que, directamente, se contraponen el uno al otro. Éste es el caso de hoy.

Afirma el Banco de España, en uno de sus últimos estudios, que las entidades de crédito de nuestro país son las primeras de toda Europa en el ránking de financiación o dinero prestado a empresas con más de novecientos mil millones de euros. Hay que añadir que bajo el epígrafe "entidades de crédito" se incluye a todas las instituciones financieras monetarias presentes a lo largo de esta piel de toro: entidades de crédito bancarias (bancos, cajas, cooperativas de crédito, ...), no bancarias y similares. Es decir, todo.

Supongo que este dato cogido así, a vuela pluma, es el que habrá llevado al redactor a titular: "La banca española lidera el crédito a empresas en Europa". Yo, disculpadme, leo este titular y su correspondiente entrada: "La banca española está resultando la más activa de la eurozona en cuanto a financiación de la actividad empresarial" y, entiendo que, ¡por fin!, vuelve a existir financiación. Esto es, que las entidades financieras vuelven a prestar a las empresas, algo que no sucedía hasta ahora y que, entre otros factores, ha motivado que estemos como estemos.

¿Es esto así? Pues va a ser que no. Porque leo en el que más que recomendable Blog Sage Experience un análisis de las Cámaras de Comercio sobre acceso de las pymes a la financiación ajena. En él, se detalla que el 88,5 por ciento de las pequeñas y medianas empresas (más de un millón) han tenido problemas para acceder a créditos en este último trimestre del año.

Además, en el 82,3 por ciento de los casos se han visto aumentadas las exigenciasde garantías y los costes de financiación; se ha reducido el volumen de crédito ofrecido y, fundamental, en conceción de créditos a través de líneas ICO (uno de los salvavidas de empresas que más han promocionado nuestras autoridades) estamos por debajo de los niveles de finales de 2009. 

¿Entonces? ¿No será que ese liderazgo del que hace gala el Banco de España se refiere más bien a créditos que todavía tienen pendientes las empresas con las entidades financieras de nuestro país? Pregunto, humildemente. ¿Y dónde queda el rigor? Lamentablemente, podría decirse que, en una situación tan problemática como la que vivimos, suele ser de las primeras perdedoras junto con la verdad...  

Añade tu comentario

Hazte socio

Queremos saber tu opinión